WWW.NADANDOLIBRE.COM


Hola y bienvenido!!
Estas en uno de los blogs oficiales de la organización www.nadandolibre.com. Si lo que te interesa es aprender a nadar mejor y saber más sobre el mundo de la natación de piscina, aguas abiertas y triatlón te aconsejamos que no te pierdas detalle. Puedes suscribirte a nuestra pagina visitando este enlace.

jueves, 12 de mayo de 2011

· Diego Nogueira · 5 continentes 1 mismo contenido ·




Por Diego Nogueira...Sale el sol por las playas de Australia, hora de madrugar para comenzar una nueva sesión, al mismo tiempo nos vamos a descansar en Europa,  en ese momento vamos al segundo entrenamiento en América, cogemos las aletas, tabla, palas, pull, todos los accesorios para el entrenamiento.

Tu entrenador te dirige la mirada y te comenta lo que vas a realizar en el próximo entreno, un nuevo reto, un nuevo paso para esa gran prueba, el momento de la competición, tu objetivo está claro,  vas devorando kilómetros con esa motivación, los hombros pesan ,  la espalda está dolorida, sigues pese a quien pese, haces técnicas nuevas, utilizas métodos distintos,  quizás entrenamientos de hace varios años que te han funcionado bien, tu corazón parece que te va a salir por la boca,  te esfuerzas al límite, toca suavizar,  termina un nuevo entreno, queda menos para la competición.

Quedan pocas horas para el  momento de la competición; desayunas, comes, te hidratas, quieres llorar, reír, cuentas chistes, estas concentrado, tu estomago parece una lavadora, quieres gritar, te pones el bañador, haces tú ritual aunque no creas que sean manías repites uno a uno los gestos que te sabes de memoria, coges tu gorro, limpias las gafas, te echas las cremas, vuelves a hidratarte, vas al baño, hablas con tus compañeros, no escuchas nada, solo piensas en una cosa, quieres competir.

Te pones junto el resto de competidores, miras a izquierda y  derecha y ves que están tus “rivales”, el árbitro da la salida, todos los nervios se escapan como un tapón de una botella de champán. Cierras los ojos, das brazadas, un golpe te levanta las gafas, te entra agua, se te sale una oreja por el gorro, levantas la cabeza para ver  dónde están los favoritos, intentas colocarte mejor,  un nuevo golpe, te hidratas, adelantas a un rival directo, mucho cansancio, los hombros pesan, alegría desmesurada,  tu cuerpo parece que no lleva kilómetros nadados, última boya, último metros para el final de la prueba, sacas todo lo que llevas dentro, tocas la placa; la prueba ha terminado.

Sales del agua: alegría, pena, llantos, golpes, sobresaltos, acelerones, bajadas de azúcar, momentos de euforia, desilusiones, esperanzas, incluso paz.
Vuelves a mirar a tu lado, tu entrenador, tu equipo está junto a ti, miras a otro lado y ves tú misma situación pero con otro compañero tuyo,  echas un vistazo y cada nadador está con su gente, los “rivales” de antes de la prueba son compañeros inseparables, son tus amigos, la persona que más odiabas dentro del agua se queda en el agua, porque fuera de ella es tu confidente, ¿porqué? Porque eres tú mismo, es la única persona que vive lo mismo que tú, ha pensado las mismas cosas, ha tenido las mismas dudas, que sufre lo mismo y que un día, más tarde o más temprano estará fuera del agua recordando los momentos vividos.
Centenares de ciudades, numerosos  países, miles de kilómetros entrenados, viajes transoceánicos, cientos de kilómetros competidos, ríos, millares de animales acuáticos y no acuáticos, mares, cientos de competidores, lagos,  paisajes infinitos, litros de agua salada, toneladas de agua dulce, ¿cuantos kilómetros en soledad?

Podemos ser altos, gordos, rubios, anchos , castaños, bajos, delgados, podemos ser de raza blanca, morenos, puedes llamarte Bryan, Jeniffer,Francis, Ekaterina, Hassan, José, pero somos la misma persona, SOMOS NADADORES DE AGUAS ABIERTAS.








Transforma el estilo de tus nadadores

Transforma el estilo de tus nadadores
Conoce nuestro MASTER ON-LINE